Guardia Civil de Oviedo

El Coronel Jefe de la XIV Zona de la Guardia Civil, Ilmo. Sr. D. Juan Bautista Martínez-Raposo y Piedrafita, recibió el pasado día 10 de octubre de 2014 de manos del Cuerpo de la Nobleza del Principado de Asturias, la máxima distinción que otorga esta Corporación a las Instituciones Militares, en concreto la “Corbata” del Cuerpo de la Nobleza del Principado de Asturias. Este galardón se entregó como reconocimiento y recuerdo de gratitud, como también para honrar a la Bandera de la Guardia Civil de Oviedo que a lo largo de su vida ha sabido defender los valores proclamados desde la fundación del Benemérito Cuerpo, pero además como obligada gratitud a sus miembros que, por un justo acto de heroísmo en el combate, les valió en el año 1937, la concesión de la Cruz Laureada de San Fernando, por la Defensa de Oviedo.

La entrega se realizó tras ser aceptada y aprobada por el Director General de la Guardia Civil quien, a través de una amable carta expresó que, a la Guardia Civil si algo le es permitido esperar de quien favorezca es sólo un recuerdo de gratitud, y ese es el mismo que el Cuerpo de la Nobleza de Asturias ha querido materializar con la entrega de una Corbata y para que perdure en el tiempo.

La ceremonia tuvo lugar en los salones de la Comandancia de la Guardia Civil de Oviedo, siendo presidido por el Coronel Jefe de la XIV Zona de la Guardia Civil, a quien el Canciller D. Manuel Luis Ruiz de Bucesta y Álvarez le hizo entrega de la “Corbata” en nombre de D. Francisco de Borbón, Duque de Sevilla y Grande de España, a la sazón Consejero Magistral del Cuerpo de la Nobleza Asturiana. El Canciller expresó en el mismo acto, entre otras cuestiones, que se trata de una obligación que todos los ciudadanos tenemos con la Guardia Civil y con todos sus miembros, de los que además dijo que siempre han sabido estar a la altura de las circunstancias. En el mismo discursó añadió que este acto de entrega de la Corbata del Cuerpo de la Nobleza del Principado de Asturias a la Bandera de la Guardia Civil de Oviedo, además de ser un verdadero honor para todos los que conforman la corporación nobiliaria asturiana, es también una forma de reconocimiento de gratitud a nuestros antepasados y a nuestra propia historia, porque -continuaba diciendo- al entregársela nos enorgullece más si cabe el conocer que todos ustedes son los continuadores de esta grandísima Institución.

El Coronel D. Juan Bautista Martínez-Raposo y Piedrafita, por su parte agradeció la “Corbata” en nombre de todos los Guardias Civiles que conforman el Instituto Armado en Asturias, y glosó en un discurso cargado de gratitud, la satisfacción e importancia que tiene para cada uno de ellos, el recibir una recompensa de amistad, lealtad y recuerdo.

En el acto de entrega estuvieron presentes, además del Coronel Jefe de la XIV Zona de la Guardia Civil y del Canciller del Cuerpo de la Nobleza, una delegación de la corporación compuesta por su Vicecanciller D. Manuel Rodríguez de Maribona y Dávila, y los Caballeros, D. Manuel Álvarez de Ron y González-Sela, y D. Rogelio Díaz-Agero y Solís, D. Arturo Llerandi y Morán, y D. Ángel Bueres y Fernández de Santa Eulalia, así como también una numerosa representación formada por Jefes, Oficiales y Suboficiales del Benemérito Cuerpo destinados en el Principado de Asturias.

Tras la entrega de la Corbata se sirvió un vino español a los asistentes, en el que se brindó por España, por el Rey, y por el Benemérito Cuerpo de la Guardia Civil.

IMG-20141010-WA0018800600